Especialistes Mac-Windows

Cómo crear una contraseña segura

Con esta vida tan informatizada que llevamos, se nos hace imprescindible elegir contraseñas que nos permitan hacer uso del ordenador y de Internet con la máxima seguridad. Almacenamos información personal y accedemos a nuestras cuentas bancarias. Motivos suficientes para tener presentes estos consejos.
La mayoría de la gente utiliza como contraseña las palabras más fáciles de recordar: Fecha de nacimiento, aniversarios, etc. De esta manera, estamos facilitando el acceso, por ejemplo, a nuestro correo electrónico.
Es por ello que os daremos unas normas básicas que no deberías olvidar si queréis tener unas claves más seguras.

– No utilizar nunca claves que sean sólo palabras (nombres de usuario, de miembros de la familia o de nuestro entorno, incluso mascotas. Ciudades o lugares de veraneo) comunes con vosotros.
– No utilizar nunca claves completamente numéricas que puedan o no relacionarse con vosotros (Teléfonos, fechas de nacimiento o aniversarios, DNI, etc.).
– El modelo de llave perfecta debería contener y mezclar caracteres alfanuméricos sin sentido o de otros de nuestro teclado, escogidos al azar. Como por ejemplo: Za56! Q2uT.
– Si es posible, que contenga un mínimo de 8 caracteres. Y si es para ser utilizada en programas de encriptación, se recomienda que sea superior a 20 caracteres.
– Es fundamental no compartir nuestras claves.
– Es mejor usar claves diferentes, por ejemplo, para cada uno de nuestros correos, acceso a cuentas bancarias, etc. Si alguien malintencionadamente consigue desvelar una, el resto de nuestra seguridad no quedaría afectada.
– Es recomendable también cambiar las claves periódicamente. Algunas empresas obligan a hacerlo a sus clientes, por ejemplo, cada tres meses.

Para los que todavía pensáis que todo esto no va con vosotros y que no hay que sufrir, os pondremos dos ejemplos de cómo os podría llegar a afectar.
Existen unos programas maliciosos llamados Keyloggers que capturan todo lo que tecleamos, incluso contraseñas ocultadas con asteriscos o puntos negros. El mismo programa se encarga de enviar la información de manera oculta a quien se la haya colocado.
También hay otro tipo de programas que se dedican a rastrear por «Fuerza bruta» (así se llama, no es ninguna broma) las posibles combinaciones de nuestras claves. Si utilizamos una contraseña de 6 números, el programa sólo debe hacer 999.999 combinaciones para capturarla. Y eso, para un programa informático, es coser y cantar.