Especialistes Mac-Windows

Consejos de uso y mantenimiento para unidades USB

Cada vez son más los ordenadores que disponen de unidades SSD (Solid State Device), que han venido a sustituir como disco principal a los discos duros tradicionales (HDD). Su rendimiento es muy superior, sobre todo por no disponer de piezas mecánicas. Pero para maximizar su rendimiento y vida útil debemos seguir algunas pautas.

"Solid state device"

Los SSD son totalmente diferentes de los HDD. Funcionan diferente y, por tanto, no necesitan el mismo mantenimiento. Lo que es bueno para unos suele no serlo para los demás.

Los SSD, por ejemplo, no necesitan desfragmentarse. Y si lo hacemos, estamos acortando su vida útil.

En los HDD, cuando borramos archivos, los sectores utilizados se mantienen ocultos hasta que se sobrescribe en el mismo lugar del disco. Y con determinadas herramientas, podemos llegar a borrar del todo estos datos residuales. Pero en los SSD esto no es necesario, porque su sistema (TRIM) elimina los datos de los sectores de forma inmediata. Por tanto, no sirve de nada hacer ningún tipo de limpieza.

Si se utilizan sistemas operativos antiguos sobre unidades SSD (como Windows XP, Windows Vista o versiones antiguas de OS X), este sistema no funcionará. Y los datos que vamos borrando no se moverán de los sectores que ocupan. Esto afectará negativamente al rendimiento general del disco y del sistema.

Es recomendable no ocupar toda o casi toda su capacidad. El ideal sería no ocupar más del 75% del SSD para conseguir el mejor equilibrio posible.

Es aconsejable evitar la instalación y desinstalación constante o continuada de aplicaciones, sobre todo aquellas muy pesadas, como juegos.

Por último, es recomendable no almacenar archivos grandes que queden inactivos durante un periodo de tiempo largo. Hacen que desaprovechamos el potencial real de la unidad. Estos los podemos almacenar en un disco duro HDD secundario o en uno externo.