Especialistes Mac-Windows

Smart TV, la televisión que nos espera

Cada vez son más los aparatos que se conectan a internet y tienen usos similares a los de nuestros ordenadores personales. Hablamos de tabletas y teléfonos, pero también de los Smart TV.

Un Smart TV es un televisor que sirve para algo más que para ver la televisión.

Nos permite acceder a cualquier dispositivo externo que le conectemos (discos duros, lápices de memoria, etc.), para visionar en él películas y fotografías o escuchar en él música.

Dispone de acceso a internet, con lo que podemos navegar por la web. Y sobre todo, disfrutar de la televisión a la carta, ya sea a través de la oferta de los canales tradicionales como de videoclubs online.

A la manera de los Smartphones, podemos instalar aplicaciones específicas para conectarnos a las redes sociales, jugar, hacer videoconferencias, etc.

Todo ello a través de unos paneles de control cada vez más intuitivos y funcionales, que nos permiten ir de un lugar a otro en un momento.

Unos paneles en los que podemos acceder a través del mando a distancia, pero también con teclados o aplicaciones para teléfono móvil. Sin embargo, esta maniobrabilidad aún es un aspecto a mejorar. En esa dirección, ya empiezan a aparecer modelos con control de voz y gestual.

De momento, no existe un sistema único, y cada fabricante tiene el suyo propio. Pero la mayoría de ellos se han unido a la búsqueda de un Standard.

En este alud de innovaciones tecnológicas en el que vivimos, nos puede inquietar el pensar que nuestro Smart TV se quede obsoleto en dos días. Pues no tiene porqué ser así, porque los fabricantes ofrecen la opción de ir actualizando el software del aparato periódicamente. Y algunos también ofrecerán la posibilidad de que se pueda actualizar parte de su hardware.

Y si, de momento, esto continúa preocupándonos o no disponemos de un Smart TV, hay aparatos externos que nos pueden ayudar a convertirlo. En cualquier caso, esta es la televisión que nos espera.