Especialistes Mac-Windows

Un estudio compara la piratería del cine y la música

Profesores de la Universidad de Portsmouth han realizado un estudio sobre la piratería de contenidos audiovisuales. En él, han llegado a la conclusión de que los piratas del cine son más «legales» que los de la música.

A las personas que descargan ilegalmente películas también les gusta mucho ir al cine e, incluso, pagan por ver contenidos online. Suelen ser hombres jóvenes, de ciudad, con un nivel económico más alto. Pretenden ahorrar dinero, pero también creen que con su actividad ayudan a difundir las obras. Por ello reducen su actividad cuando piensan que perjudican a la industria.

Son hábiles con la tecnología y disponen de un equipamiento más potente. Mientras que piratear música se ha convertido en algo relativamente simple, rápido y económico.

El único freno que evita las descargas ilegales son el miedo a los virus informáticos, que los contenidos no coincidan con su descripción, la dificultad de encontrar lo que se busca y, finalmente, la mala calidad de lo que se descarga.